Un rostro más delicado con una Bichectomía

Hay personas para quien los cachetes regordetes han sido un complejo de toda la vida y es por esta razón que uno de los procedimientos que ha estado ganando más popularidad en los últimos años es la bichectomía, justamente por la rapidez en la recuperación y los grandes resultados que pueden observarse en el corto plazo. Este procedimiento se utiliza para mejorar los contornos faciales, aportando mayor esbeltez y armonía a los rasgos.

Con el paso de los años, el tejido adiposo de las mejillas, denominado bolas de Bichat, generalmente comienza a disminuir lentamente, sin embargo, la disminución en el volumen varía en grado de persona a persona, pero en quienes tienen contornos faciales más redondeados, con mejillas prominentes y pómulos menos definidos, estas bolsas no se atrofian, dejándolos indeseablemente grandes.

El objetivo de la bichectomía es el de retirar las bolas de Bichat para contrarrestar este fenómeno y es una buena opción para el grupo de pacientes descritos arriba. El procedimiento es una alternativa relativamente sencilla donde el cirujano hace una pequeña incisión en el interior de las mejillas, cerca de las bolsas de grasa, las localiza, extrae y sutura la herida. Es un procedimiento rápido, que dura aproximadamente una hora en completarse.

La recuperación puede demorar hasta 14 días, dependiendo de la respuesta de cada persona, ya que hay quienes suelen inflamarse un poco más luego de una intervención. Una vez que la inflamación desaparezca, la cara adelgazada y proporcionará una mayor proyección de los pómulos y una apariencia más alargada.

Si tu caso se asemeja al descrito, no esperes y llena tu consulta online para que seas uno de mis felices pacientes.