Qué hacer si tu implante sufrió una ruptura

A pesar de que no es un caso común, en ocasiones los implantes mamarios pueden sufrir rupturas por traumatismos o por el envejecimiento del propio implante. Si esto te ha sucedido no tienes porqué preocuparte, todo tiene una solución, pero debes consultar a tu médico para descartar complicaciones.

En casos de que exista efectivamente una fuga del contenido del implante mamario, lo más probable es que esta sea una ruptura intracapsular, la cual sucede dentro de la cápsula que tu propio cuerpo crea para cubrir el implante y mantener este “agente extraño” alejado. Cuando el implante se rompe, la ruptura sucede dentro de la cápsula, y no hay ninguna complicación porque esa cápsula que se formó no permite que migre el silicón y tu cuerpo permanece a salvo.

El problema se agrava cuando se rompe la cápsula también, a lo que se le denomina ruptura extracapsular y puede ocurrir por traumatismos severos, aunque es muy poco frecuente que suceda. En estos casos ocurre migración del silicón al tejido ganglionar y puede llegar incluso a la región axilar a través del drenaje linfático,

Las consecuencias de este tipo de casos pueden incluir el aumento de volumen, inflamación, o enrojecimiento; pudiera complicarse también con una mastitis, o con una infección en la mama. Cuando esto sucede, se debe retirar el implante, lavar la cavidad, y esperar a que pase el proceso inflamatorio por aproximadamente 6 meses. Luego de que el tejido está completamente recuperado es que se pueden colocar implantes nuevamente.

El estudio ideal para poder determinar la ruptura de un implante mamario es en primera instancia es el eco mmario y el confirmatorio es la resonancia magnética de mamas Mediante una tomografía el médico podría identificar algunos de los signos radiológicos importantes que permitan diagnosticar la ruptura de los implantes o de la cápsula, como el signo de linguini que permite ver si el implante está efectivamente roto.

Lo más importante que debes recordar si piensas que este es tu caso, es que debes visitar a tu cirujano de confianza para descartar una ruptura y, en caso de que sí exista, poder proceder de la manera más adecuada para resolver el problema.