La respuesta a las orejas grandes

Para el momento en que cumplimos 9 años, nuestras orejas han alcanzado el 90% de su tamaño, pero para muchas personas ese tamaño y forma no es la más deseada. Cuando las orejas que tienes no son las que quieres tu respuesta puede ser una otoplastia.

La otoplastia es el procedimiento quirúrgico mediante el cual se corrige la forma, posición o tamaño de las orejas debido a la disconformidad del paciente por una lesión o un defecto congénito que haya afectado su apariencia haciendo que las orejas sobresalgan de la cabeza.

Este procedimiento puede realizarse tan temprano como los 5 años de edad o durante la adultez, y es uno de bastante simpleza respecto al tiempo en quirófano y la recuperación del paciente. Durante la operación, el cirujano retira el exceso de cartílago y piel mediante a una incisión que depende del tipo de corrección necesaria. El médico puede realizar incisiones:

  • En la parte de atrás de las orejas
  • En los pliegues internos de las orejas

Después de retirar el cartílago, el cirujano procede a doblar el tejido a la manera deseada para fijarlo con puntos internos. Este procedimiento puede llevar aproximadamente 2 horas.

Unos días luego de la cirugía, se retirarán las vendas y observarás un cambio inmediato en la apariencia de tus orejas, sin embargo, es posible que estén enrojecidas e hinchadas. Necesitarás usar una vincha suelta para protegerlas durante dos a seis semanas, de este modo que evitaras que las orejas se muevan hacia adelante. También es probable que sientas molestias o picazón por lo que deberías tomar analgésicos según lo recomendado por el médico.

Los pequeños detalles que alteramos en la zona de nuestro rostro hacen las más grandes diferencias, por lo que si tus orejas han sido objeto de disconformidad en tu vida, estás a solo un click de distancia para poder cambiarlo.

Confía en el criterio y buen gusto, y llena la consulta online para la evaluación de tu caso: http://gerardotoroparilli.com/consultas-online/