Reducción de senos

Es un procedimiento para disminuir el tamaño de la glándula mamaria y para corregir la caída o ptosis de las mismas. Se aplica a mujeres con senos grandes (hipertrofia) o caídos (ptósicos). La cantidad de tejido mamario cambia proporcional al peso, al embarazo, y a cambios hormonales. La reducción mamaria busca varios objetivos como son reubicar en una posición más alta la areola y el pezón y mejorar la forma del seno mediante la reducción del tamaño de la glándula mamaria.

Candidatas:
Mujeres con senos grandes, péndulas y pesadas que tengan o no la areola mirando para abajo, senos asimétricas

Dolor en la espalda de intensidad variable, lesiones de piel alrededor de las senos , como consecuencia del volumen exagerado de las mismas.

Alteraciones de orden psicológico debido a incomodidad o a inconformidad por la forma de las senos

Duración: 3 – 4 horas ( dependiendo del tamaño de las senos ).

Anestesia: General

Hospitalización: Ambulatorio, en algunos casos puede ameritar una noche de hospitalización.

Síntomas: Inflamación, dolor moderado, equimosis (morados), sangramiento leve a través del drenaje.

Riesgos: Dolor, hematomas, infección, lesión cutánea.

Recuperación:
2 – 3 semanas para reintegrarse al trabajo
3 – 4 semanas para realizar ejercicios tipo caminatas
4 – 8 semanas resolución completa para realizar cualquier tipo de ejercicio o fuerza

Duración de Resultados: Permanentes, siempre y cuanto se mantenga un peso estable.