Lifting facial
Repara los signos visibles del envejecimiento

Un estiramiento facial, también conocido como rejuvenecimiento facial es un procedimiento que puede ayudar a reparar algunos de los signos visibles del envejecimiento evidenciado en forma natural por la piel descolgada, caída y arrugada de la cara y el cuello.

Consiste básicamente en reposicionar las capas musculares, la piel y la grasa, retirando el tejido sobrante mediante incisiones que habitualmente quedan bien camufladas en cuero cabelludo, se extiende al interior de las líneas naturales que existen en las orejas y continúa alrededor del lóbulo y en algunos casos detrás de la oreja y del cuero cabelludo.

Candidatas: Mujeres a quienes el envejecimiento natural por el paso del tiempo, la exposición prolongada a los rayos solares o el estrés de la vida cotidiana han dejado secuelas evidentes en la cara y el cuello, provocando surcos y pliegues que hacen que la expresión pierda definición.

Nombre del procedimiento: Ritidoplastia

Duración: 4-5 horas ( dependiendo de cada caso)

Anestesia:
 General

Hospitalización:

De acuerdo con las necesidades de cada caso, de medio día a un día.

Síntomas:
 Inflamación, dolor leve, equimosis (morados), sangramiento leve a través de los drenajes.

Riesgos:
Dolor, hematomas, infección, daño nervioso temporal o permanente.

Recuperación:
2 – 3 semanas para reintegrarse al trabajo

2 – 3 semanas para realizar ejercicios tipo caminatas

4 – 8 semanas resolución completa


Duración de Resultados:
 De 8 a 10 años