Gluteoplastia

La gluteoplastia es el procedimiento, mediante el cual se moldean las nalgas en caso de tener poco desarrollo de su musculatura, cúmulos de grasa desagradables en sus alrededores, trastornos adquiridos o malformaciones congénitas.

Para realizar este procedimiento tenemos las dos únicas alternativas seguras.
Lipoinyección ( Infiltración de grasa propia del paciente): con la grasa obtenida de distintas partes del cuerpo como: abdomen y muslos. Esta grasa es preparada y enriquecida con factores de crecimiento y luego inyectada en los glúteos para mejorar forma y volumen.

Implantes glúteos (prótesis de silicona): diseñados para mejorar el volumen y la forma de los glúteos.

Candidatos:
Mujeres con poco desarrollo de los músculos glúteos.

Mujeres con cúmulos de grasa en los alrededores de los glúteos que ocasionan deformidad o aspecto estético.

Mujeres atletas que a pesar de realizar ejercicios para aumentar los glúteos, no consiguen resultados suficientes.

Mujeres con trastornos adquiridos, como accidentes, quemaduras, etc.

Mujeres con malformaciones congénitas

Duración: Entre 2 a 3 Horas, dependiendo del procedimiento a realizar

Anestesia: General o peridural

Hospitalización: Ambulatoria o puede requerir una noche de hospitalización

Síntomas: Inflamación, dolor moderado, equimosis (morados).

Riesgos: Dolor, hematomas, infección, lesión cutánea, asimetrías, trombosis.

Recuperación:

1 semana para reintegrarse al trabajo.
2 – 3 semanas para realizar ejercicios tipo caminatas.
3 meses de resolución completa para realizar cualquier tipo de ejercicio o fuerza.
Duración de Resultados: Permanentes, siempre y cuanto se mantenga un peso estándar.

1 semana para ir al trabajo.
2 – 3 semanas para manejar y realizar ejercicios tipo caminata.
4 semanas para todas las actividades normales